Hoy hablaremos del premio más importante en fotografía, aquel que reconoce el trabajo de los mejores fotógrafos, el nombre de los cuales merece ser recordado. Vendría a ser el Nobel o el Oscar en sus respectivos ámbitos.

El Hasselblad Award fue creado en 1980, por la fundación que lleva el mismo nombre, que a la vez es el nombre su creador. Su misión es reconocer los logros de autores que hayan sido decisivos o relevantes en el impacto de una o varias generaciones de fotógrafos. El ganador recibe, ni más ni menos, que friolera cantidad de 1.000.000 de Coronas Suecas (que vendrían a ser 110.000€), una medalla de oro y un diploma. Además de celebrar una ceremonia en su nombre y una exhibición de su trabajo en el Hasselblad Center de Göteborg. Lo mejor de todo no es el premio en metálico que pueda recibir, sino poder entrar a formar parte de la historia de la fotografía.

No hemos querido hablar de este premio solo por que sea el más importante, la verdadera razón es que el ya reconocido fotógrafo catalán Joan Fontcuberta, que el pasado 7 de marzo pasó a formar parte de uno de los grandes de la historia de la fotografía. La Fundación quiso reconocer sus más de 30 años de carrera, por su trabajo original, en busca siempre de contar historias reales y, sobretodo contar la verdad del mundo a través de su fotografía. Es clarísimamente uno de los fotógrafos contemporáneos más innovadores, y, desde La República Fotográfica queremos darle nuestra más sincera enhorabuena.

P.D. sigue estos enlaces para ver la web de la fundación y toda la información al respecto http://www.hasselbladfoundation.org  http://www.fontcuberta.com/

vía http://www.fundacion.telefonica.com/es/que_hacemos/conocimiento/patrimonio_artistico/detalle/819