Julia Margaret Cameron: la fotógrafa del s.XIX que dejó perplejo al s.XXI
Julia Margaret Cameron: la fotógrafa del s.XIX que dejó perplejo al s.XXI

La historia de Julia Margaret Cameron es curiosa y admirable a partes iguales.
¿Os imagináis a vuestras madres convirtiéndose, de pronto y a sus años, en genios de la fotografía o en Instagramers? Pues eso es lo que le pasó a nuestra protagonista nada más y nada menos que en la época victoriana.
Julia tuvo su primera cámara fotográfica a los 48 años. Se la regaló una de sus hijas para que se entretuviera en su casa de Freshwater Bay, en la isla de Wight (Inglaterra) donde pasaba largas épocas sola, lejos de su marido y sus seis hijos. Quizá te divierta intentar hacer fotografías durante tu soledad en Freshwater, le dijo. Y desde luego que se “divirtió” con el regalo porque pronto Julia cambió el aspecto de su casa, por completo, convirtiendo el gallinero en un estudio y el cuarto del carbón en su laboratorio fotográfico. Allí empezó su carrera y su nueva vida, retratando a sus criadas, hermanas, amigas y vecinas. Sí, en su mayoría mujeres. Y sí retratos, porque fue el retrato el género en la que sintió más cómoda, que la obsesionó y al que zarandeó por completo cambiando todos los esquemas establecidos hasta la época que, todo hay que decirlo, eran de lo más rígidos.

800px-I_Wait,_by_Julia_Margaret_Cameron

 

Sólo un mes después de recibir su cámara realizó su primera obra maestra, el retrato de Annie, la hija del poeta William Benjamin Philpot, que vivía en la zona. Y en sólo dos años había vendido y donado su trabajo al South Kensington Museum, conocido hoy como Victoria & Albert Museum (Londres).

Gracias a sus familiares, que se relacionaban con figuras importantes de las ciencias, la cultura, el arte o la literatura pudo retratar grandes figuras como Charles Darwin. Aunque su modelo favorita fue su sobrina y la que se convertiría, más tarde, en madre de una de las grandes novelistas de todos los tiempos: Virginia Wolf. ¡Toda una familia de artistas!
Otra de las modelos destacadas de Julia Margaret Cameron fue Alice Pleasance Liddell, la Alicia de Lewis Carroll (que despreciaba sus retratos por imperfectos).
Cameron repetía las copias una y otra vez hasta sentirse satisfecha con el resultado y jamás las retocaba. Trabajaba cual ermitaña, tan concentrada y con tanta pasión que incluso descuidaba su vestuario. Se ha escrito, incluso, que contrataba a sus criados por sus cualidades fotogénicas y los ‘martirizaba’, al parecer, con larguísimas sesiones de poses imposibles.
Y es que Julia era excéntrica, implacable, tenía instinto y mucho genio. Y ello se imprime en su obra. En sus retratos consigue captar la fuerza expresiva de los modelos como podría hacerlo un pintor.

Carles Darwin 1868

 

Julia Jackson sobrina de ella y madre de Virginia Wolf

Julia experimentó en todos los aspectos del género, dando la espalda a todas las reglas y cánones de la época: la iluminación, la exposición, los planos… y los transformó. Cambió la forma de mirar a las mujeres, sobre todo. Las retrataba despeinadas, sin arreglar. Y las miraba desde su halo desenfocado, aportándoles magia y misterio. Creaba atmósferas románticas, jamás vistas antes en el mundo del retrato. Captaba bellezas casi enfermizas, melancólicas, vulnerables y de una profundidad trágica. Hizo de la imperfección su estilo y su forma de expresión. Y fue la pionera de un nuevo arte capaz de captar más allá de una imagen nítida. Recogía el alma de quien se ponía por delante. Y por todo ello, tuvo que enfrentarse al rechazo de los fotógrafos de la época y a los puristas de generaciones posteriores. Y, por supuesto, sufrió ataques machistas que menospreciaron su obra y tildaron a Julia Margaret Cameron de inexperta.

Pero gracias a su carácter fuerte y valiente supo como nadie alejarse de la rigidez victoriana y mirar al futuro sin que eso afectara a su obra. Un futuro, precisamente, que sí apreció su obra. Y tú, ahora, puedes apreciarla, también, si te acercas a la Fundación Mapfre (Madrid) donde encontrarás expuestas más de 100 fotografías de Julia hasta el 15 de mayo.