Está claro que una de las razones por las cuales amamos la fotografía, es por la capacidad que nos aporta para capturar instantes, momentos, épocas. Desde recuerdos que pueden ser más o menos significativos, como viajes, cenas, encuentros, o simples acontecimientos espontáneos que pueden resultar ser grandes capturas.

A través de nuestro Facebook y Twitter, hemos mostrado distintos autores que desarrollan su creatividad por este camino. Hemos descubierto grandes trabajos en los cuales, estos artistas han querido investigar las emociones humanas que solo de forma totalmente espontánea y natural surgen de nosotros mismos. Hoy, queremos citar varios ejemplos en los que han sabido llevar a cabo este complicado trabajo: el de capturar el instante más preciso, ese momento en el que la expresividad está en su punto, como el agua fresca en un día caluroso (como hoy), como el gazpacho de la abuela o la horchata fresca artesanal que nos gustaría tener ahora mismo encima de la mesa.

Saatchi & Heckler realizaron uno de los vídeos más tiernos que hemos visto últimamente. Con First Taste consiguieron capturar la expresión de los niños cuando prueban comida “extraña” para ellos, (y para muchos adultos).

Emotion Series creada por el estudio Coming Soon, dice mucho de lo que es. Este proyecto fue utilizado en publicidad y no nos extraña, ya que aunque no sepamos que les estaban contando a los modelos, está claro que como mínimo sorprendente era.

Los niños son expresivos. Lo sabemos. Y nos encanta, hasta cuando lloran. Su capacidad para conseguir lo que quieren con el llanto más dramático sacado desde el fondo de sus entrañas, nos fascina. Por eso no podemos no volver a mencionar a Jill Greenberg, quien les quitó el caramelo, sin mala intención, solo para poder capturar su reacción y está claro que no les gustó. Aunque dentro de unos años estamos seguros que les encantará.

Billy Hunt fue más allá. Incorporó un aparato llamado Screamotron3000, que captura fotografías cuando gritas. ¿Y, que hay más expresivo que gritar a los cuatro vientos para que te oiga todo ser que esté por ahí?  Su trabajo nos parece de lo más original.

En general, el agua gusta. Gusta para beber, para meterte en ella, para refrescarte…en cualquiera de estas ocasiones provoca una reacción totalmente inevitable. Splash (¡!) es el proyecto realizado por April Maciborka, con el que explora esta reacción, tanto en personas como en animales (canguros incluidos).

Por último queremos (re)mencionar a Irina Werning, quien va aún más allá, de hecho recrea instantes del pasado en el futuro o, mejor dicho en el presente. Ahora. Su proyecto Back to the Future nos parece magnífico: ¿recrear momentos del pasado, con los mismos protagonistas, en el mismo lugar pero años, hasta décadas más tarde? ¿Lo mejor de todo? Por mucho que pase el tiempo, seguimos siendo nosotros mismos. Simplemente brillante.

tumblr_m4wnkuJFfC1rwuvc9o1_r1_1280